info@casadelasabiduria.co

Dirección legal: Barrio El Muelle. K 105F No 67B – 04

+57 (1) 5409412

ÁREA ECOCONCIENCIA

PROGRAMA:

LO QUE SIEMBRES COSECHARÁS

Tu voluntad, tus pensamientos, tus palabras y tus actos, son el imán que atrae hacia ti las circunstancias buenas o adversas que vives.

La  ley suprema que rige el universo es la armonía perfecta, es decir: bondad, sabiduría, belleza, riqueza, salud, amor…

Cualquier cosa que se manifieste en nuestra vida, que sea contraria a esta armonía perfecta,  es la cosecha de una mala siembra.

Si sembramos amor, bondad, generosidad, eso mismo cosecharemos.

Ahora bien, no siempre se devuelve la cosecha inmediatamente. Mirando atrás veremos las causas y mirando hacia el frente vemos los resultados. Y si miramos hacia adentro, podremos conocer al Maestro Interno, y saber que la misericordia y el perdón divino siempre están a la mano de quien asume los errores cometidos y desea fervientemente empezar una nueva vida.

En ese momento, la ley que parece ser tan dura cadena se convierte en las alas para volar hacia las regiones más elevadas;  para conocer que:

         El odio cesa por el amor, la generosidad vence la codicia,
la pureza limpia la impureza y  el conocimiento desvanece la ignorancia

A medida que nos fortalecemos y nos purificamos, nuestras obras se embellecen y nos preparan un mejor futuro.   Solo nuestras obras pueden impulsar o entorpecer nuestro camino.

 ¿Qué ofrecemos?

 Casa de la Sabiduría te ofrece la oportunidad de lograr que los milagros ocurran en tu vida y en la de los seres que amas. ¿Cómo?

  • Invitándote a mantener una relación bondadosa con tu entorno, madre tierra.
  • Ayudándote a desarrollar una visión clara del futuro que deseas vivir en este planeta.
  • Compartiendo contigo la oportunidad de crecer en un espíritu de servicio a todo lo que te rodea.
  • Trabajando contigo en temas de reflexión y autoconocimiento.
  • Enseñándote cómo aprender de tus experiencias dolorosas para crear un mañana sin dolor.
    ¡Ven a Casa de la Sabiduría!

¡No importa lo que hayas hecho,

Cada día es una nueva oportunidad para levantarse,

¡Para renovar tu vida y tu mente!

Decide que, a partir de ahora, solo el bien harás, puesto que ya conoces que …aquello que siembres, multiplicado lo recibirás.